La Comisión de Administración Pública local de la Asamblea Legislativa del Distrito (ALDF) aprobó llamar a comparecer al jefe delegacional en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, así como a su ex director Jurídico y de Gobierno, Pedro de Pablo Antuñano, el próximo 30 de septiembre.

El presidente de la comisión, Adrián Rubalcava Suárez, rechazó que se trate de un linchamiento político o de enjuiciar a Monreal, porque eso está en manos del Poder Judicial y no del Legislativo.

El diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) expresó que como legisladores están obligados a velar por la transparencia en el ejercicio de cualquier funcionario, particularmente de los jefes delegacionales, sin importar el color de los partidos.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Acusa Monreal que Contraloría actúa como brazo del PRD

No me voy a hincar: Monreal; deslinda a Morena de ex director

Sostuvo que en un ejercicio democrático, los diputados locales realizarán las preguntas que consideren en un marco de respeto, pero Monreal tendrá que ser muy claro en cuanto a la responsabilidad de su subalterno, quien fue descubierto portando 600 mil pesos en efectivo.

“Si este acto tiene que ver con el ejercicio del doctor Monreal, tendrá que dar a conocer si sabía o no qué es lo que estaba haciendo su director General Jurídico, pero si no también se tomará en cuenta al momento de hacer cualquier dictamen”, subrayó.

Precisó que se determinó que fuera el 30 de septiembre porque todavía se está dentro de los 60 días hábiles que se requieren para llamar a cualquier ex funcionario, después de que dejó el cargo, como es el caso de Pedro de Pablo Antuñano.

Rubalcava Suárez consideró que como jefe delegacional no se puede ser responsable de lo que hagan sus subalternos o colaboradores, aunque sí es su responsabilidad señalar y denunciar a las autoridades correspondientes cuando alguno de los funcionarios incurre en ilícitos.

“Creo que De Pablo Antuñano abusó de la confianza de Monreal como se percibe el asunto, pero de cualquier manera, por el cargo que ostentaba, metió en un gran lío al delegado, pero de ahí a inculpar al jefe delegacional de la Cuauhtémoc, lo veo muy complicado”, apuntó.

En todo caso, dijo, es De Pablo Antuñano quien deberá esclarecer y explicar de dónde sacó los recursos, y si son lícitos o no, finalizó.