Las disputas en el país por parte de la delincuencia organizada han provocado la cancelación de eventos deportivos como en el caso de los Acereros de Pittsburgh, que evitaron viajar a Monterrey por la inseguridad, publicó Reforma.

El equipo de futbol americano estadounidense tenía planeado ofrecer clínicas a niños y jóvenes el 12 y 13 de junio, pero tras la alerta emitida por el Departamento de Estado de los Estados Unidos cancelaron su participación.

También se cayeron los juegos que tendrían los Borregos Salvajes del Tecnológico de Monterrey contra equipos texanos; además de un evento de los Auténticos Tigres de la UANL con entrenadores de Wyoming.

La dependencia de la Unión Americana envió un correo a los Acereros previniéndolos de viajar a suelo mexicano, e incluso ubicó a Monterrey en el mismo nivel de seguridad de Tijuana, Ciudad Juárez, Nogales, Nuevo Laredo y Matamoros.

Ese mismo mail fue reenviado por los dueños de Pittsburgh a las autoridades del Tec de Monterrey para argumentar su inasistencia.

De manera extraoficial se anunció que Hines Ward, Troy Polamalu y Casey Hampton serían los elementos que participarían en la clínica.

Se quedan Borregos y Tigres sin juegos

El Tec de Monterrey se enfrentaría ante la Universidad de McMurry, de Texas, y la Snow College, de Utah, pero ambas instituciones cancelaron sus juegos en la capital neoleonesa.

Frank González, entrenador de los Borregos Salvajes, explicó que el problema radicó en que los padres de los jugadores no firmaron la responsiva exigida por la NCAA para poder viajar.

Mientras que los Auténticos Tigres no serán los anfitriones de los entrenadores de la Universidad de Wyoming, quienes ayudarían al conjunto felino en su sistema ofensivo.