El presidente de la Mesa Directiva del Senado de México, Carlos Navarrete Ruiz, pidió en Ginebra, Suiza, a los líderes parlamentarios reunidos aquí su apoyo a los esfuerzos por revocar la ley antiinmigrante de Arizona y en favor de una reforma migratoria.

"Hoy les pido a los presidentes de los Parlamentos aquí reunidos una expresión de respaldo a esta decisión del presidente (estadunidense Barack) Obama para que la Corte de Estados Unidos evite que se criminalice a los inmigrantes y se abra la posibilidad de una reforma migratoria", dijo.

Durante su intervención en la Tercera Conferencia Mundial de Presidentes de Parlamentos, Navarrete subrayó ante cientos de legisladores de todo el mundo que la ley SB 1070 de Arizona "es una ley racista que pretende expulsar a cientos de miles de ese estado".

Refirió que desde 1942 cuando los trabajadores estadunidenses vinieron a Europa a combatir en la Segunda Guerra Mundial, "cientos de miles de mexicanos aportaron su fuerza de trabajo en el campo y en los servicios en todo el sur de Estados Unidos".

"Hoy existen alrededor de 11 millones de inmigrantes sin documentos a la espera de una reforma migratoria que regularice su situación", subrayó.

Navarrete presidirá el martes los trabajos de la Conferencia, que concluirá el 21 de julio.