Carla Bruni tenía un sueño que casi estaba cumplido, pero su celoso marido le impidió hacer carrera en el cine. La aparición de la Primera Dama de Francia en la cinta del director Woody Allen, "Midnight in Paris", concluyó antes de tiempo.

Según publicó Excélsior, Allen "despidió" a la esposa de Nicolás Sarkozy, por la aparición a toda hora del premier galo durante la filmación estelar de su esposa. La cantautora debía entrar a un supermercado con una baguett. Eso era todo.

Se detalló que el cineasta ya trabajó con la actriz francesa Lea Seydoux, quien sustituirá a Carla Bruni. Esta actriz participó en la película Bastardos Sin Gloria, de Quentin Tarantino.

En el sitio bakchich.info se confirmó que las escenas de Bruni ya fueron rodadas por Lea, quien también participó en el filme Robin Hood, de Ridley Scott.

A pesar que la aparición de la modelo era un cameo (participación en una película de una persona o material conocido sin créditos y sin paga, además que su presencia en escena es corta y sin trascendencia en la trama), se dijo que Carla Bruni tuvo que grabar 35 veces la escena de la baguett.

Al final, entre repeticiones y celos, la esposa del presidente de Francia acabó con su carrera, sin siquiera comenzar, en el séptimo arte.