Parece salido de la película "Alien": un joven que se fue de voluntario a Tanzania vio cómo explotó un nido de insectos del interior de su pie. El parásito incubó sus huevos en su viaje de vuelta a Inglaterra y literalmente vio cómo los huevos salían de su cuerpo.

Matthew O' Donnell sintió un hormigueo en sus pies apenas llegó a su país. Miró su pie, solo tenía un bulto y vio cómo un insecto salió de su pie y muchos huevos detrás del mismo.

Era una pulga chigoe, propia del clima tropical. Esta dejó un montón de huevos en el pie de Matthew, que apenas veía que iban saliendo, solo los tiraba para que no nacieran. Estaba tan aterrado que no sabía "si reír o cortar mi pie con un cuchillo", narró para el periódico británico Daily Mirror.

Estos insectos pueden vivir en la carne humana durante un mes o debajo de las uñas de los pies. Dejan sus huevos y hallan un ambiente seguro para que sus crías nazcan. En el caso de Matthew, su pie ya está completamente sano, informó el Daily Mirror.