En el marco del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, que se conmemora el 12 de junio, la STPS se pronunció por reconocer los retos que aún persisten para que esa población pueda ejercer con plenitud sus derechos fundamentales.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) dijo que el caso de los menores que laboran en México es un tema doloroso y crítico, cuya lamentable vigencia debe convocar a todos a enfrentarlo en forma integral para prevenirlo y eliminarlo.

El Módulo de Trabajo Infantil de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo informó que en México trabajan poco más de tres millones de menores de 18 años, 66.9 por ciento son niños y 33.1 por ciento niñas.

Dicha cifras representan 10.6 por ciento de la población menor de edad en el país, de los cuales 850 mil tienen entre cinco y 14 años. Los datos revelan que de 2007 a 2009 el trabajo infantil tuvo una tendencia descendente, al reducirse en 632 mil niñas y niños, lo que equivale a una reducción del 17.3 por ciento.

La STPS dijo que entre las principales causas que propician el trabajo infantil están la pobreza, ignorancia, ciertos patrones culturales, violencia familiar y algunos mal llamados empresarios sin escrúpulos.

Agregó que ha instrumentado políticas para la prevención del trabajo infantil y la protección de menores trabajadores en edad permisible, que se sustenta en cuatro ejes fundamentales: generar información estadística en forma periódica, Impulsar mecanismos de coordinación interinstitucional, Prevenir y erradicar el trabajo infantil en el sector agrícola y fortalecer el marco legal vigente.