Lo “agarró” el alcoholímetro, no lo pasó y perdió la máscara.

Según el periódico El Universal, “Octagón” iba a bordo de su automóvil la madrugada del 1 de noviembre cuando fue detenido en la esquina entre Insurgentes Sur y Xola para la revisión del programa “Conduce sin Alcohol”.

El luchador profesional dio su nombre dentro de los cuadriláteros, según reportes de la  Consejería Jurídica del DF, argumento que no le sirvió para evadir la prueba.

Y como alcanzó .53 grados de alcohol en la sangre, cuando lo permitido son 0.4, fue remitido al Juzgado Cívico de Benito Juárez, donde tuvo que dar su nombre verdadero.

Reportes del gobierno capitalino refirieron que arribó al Juzgado a las 4:00 horas del domingo y salió a las 10:40 minutos porque obtuvo un amparo contra el arresto administrativo.