Lissete Farah no acudió este martes al velorio de su hija Paulette (quien murió por asfixia a los cuatro años y estuvo diez días desaparecida) a petición de su esposo, Mauricio Gebara, el padre de la niña.

“Me dijo que no me quería volver a ver, que respetara eso”, dijo Lissete a la conductora de televisión Adela Micha.

Televisa presentó este martes la primera entrevista que Lissete Farah da a los medios tras haber sido arraigada por la Procuraduría General de Justician del Estado de México el lunes 29 de marzo.

La periodista le preguntó si su matrimonio estaba mal antes de la desaparición de Paulete, pero Farah lo negó y dijo que tenían los problemas de cualquier matrimonio. Sin embargo, no pudo explicar por qué su esposo le pidió que no fuera al velorio de la niña ni por qué la familia Gebara, no quiso apoyar su inocencia.

A decir de la propia Lissete, ella y su familia acudirán este miércoles al panteón francés a enterrar los restos de Paulette, pero ni su padre ni la familia de éste, acudirán al sepelio.