El Paquete Económico 2017 se prevé austero. Sin embargo, especialistas y legisladores esperarían ver un recorte en el gasto corriente, es decir, aquel que se destina al consumo, compra de bienes, aquellos que se consideran imprescindibles para realizar funciones administrativas.

“En este país se gasta mucho en las burocracias de las secretarías, en la duplicidad de funciones, en los seguros de gastos médicos. Muchas veces está como sueldo adicional en una secretaria de Estado”, detalló Abraham Vergara, académico del Departamento de Estudios Empresariales de la Universidad Iberoamericana.

En México, el gasto corriente representa el 1.5% del Producto Interno Bruto (PIB). Es decir, representa alrededor de 214 millones 360 mil pesos, precisó Vergara quien hizo un llamado a dejar de recortar el gasto de inversión e ir contra el gasto corriente.

Por su parte, Armando Rivera, vicecoordinador de política económica de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN) señaló que su partido está de acuerdo en que se disminuya el gasto corriente.

“En caso de un recorte, se tiene que ir a donde sea menos eficiente o menos impacto social tenga, no se si van a alcanzar a tocar los programas sociales, pero si no se hace un recorte la economía del país va a tener una crisis y por muy duros que sean los recortes se tienen que hacer”,

Al respecto, señaló, que su partido siempre ha dicho que tiene que disminuir el gasto administrativo y no tanto el gasto de inversión o social. “Lo que más hay que cuidar es el gasto social y el gasto de inversión”, sostuvo.

Detalló que lo han sugerido desde el año pasado cuando el gasto corriente disminuía 2.3 y el gasto de inversión a cifras de dos dígitos.

El próximo jueves, la Cámara de Diputados recibirá la propuesta del Paquete Económico 2017 por parte de la Presidencia de la República. El documento está integrado por un primer capítulo que tiene que ver con los criterios generales de política económica donde se habla del tipo de cambio esperado, el precio del petróleo y el crecimiento esperado,variables macroeconómicas que se toman en cuenta  para analizar el segundo capitulo que tiene que ver con la ley de ingresos y, finalmente, el presupuesto que se vota el 15 de noviembre.

“Antes de ser votado, nos tenemos que poner de acuerdo en los criterios generales de política económica y en ley de ingresos, es decir cuánto dinero va a entrar al gobierno federal”, señaló Rivera.

Rivera señaló que no considera que habrá menos dinero, , pues se entiende que los ingresos de petróleo van a ser menos, porque el precio es más bajo y porque la capacidad de producción ha sido limitada, pero por ingresos tributarios se tienen crecimientos del 7 al 9% anual.

En caso de un recorte, se tiene que ir a donde sea menos eficiente o menos impacto social tenga, no se si van a alcanzar a tocar los programas sociales, pero si no se hace un recorte la economía del país va a tener una crisis y por muy duros que sean los recortes se tienen que hacer.