El grupo del narcotráfico "La Familia" ofreció al gobierno "replegarse" e incluso "disolverse", a cambio de que las autoridades dejen de atropellar los derechos humanos de los michoacanos; decisión que se desprende de las atrocidades cometidas contra ciudadanos inocentes, publicó La Jornada.

A través de un desplegado, que se reprodujo en medios locales, la organización anuncia que se alejarían de las actividades delictivas y se reintegrarían a sus actividades productivas siempre que el gobierno federal, estatal y la Policía Federal (PF) se comprometan a servir a la población.
 
Que se decidan a "tomar el control del estado con fortaleza y decisión, con el ímpetu de servir a los ciudadanos de forma honesta, con el compromiso público de salvaguardar sin temor la seguridad de los michoacanos de todos aquellos que pretendan venir a desestabilizar a nuestro hermoso estado, con el compromiso, pues, de morirse en la raya por Michoacán".

Si el gobierno se compromete públicamente y lo cumple, "La Familia Michoacana" se disolverá para no ser el pretexto que las autoridades federales tienen para seguir atropellando a los habitantes de la entidad, según indica el comunicado.

Dejan entrever que la organización lo que está haciendo es "garantizar la seguridad del estado", pero estarían dispuestos a alejarse para no ser el motivo de los ataques y se salvaguarde la integridad de sus habitantes, pero, advierten, "si es necesario seguir luchando lo haremos".

Al final del texto, la agrupación pide una respuesta al gobierno federal por medio de la prensa, pues "para nosotros es importante saber la opinión de todos ustedes".