El presidente Enrique Peña Nieto se reunió con el gobernador electo de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, con quien  dialogó en torno a la situación actual de la entidad y sobre diversos proyectos que emprenderá la administración estatal en beneficio los quintanarroenses.

En una reunión en la Residencia Oficial de Los Pinos, Peña Nieto refrendó la voluntad y el compromiso del gobierno de la República por respaldar las acciones que permitan elevar el nivel de vida de la población. Asimismo reiteró su felicitación por el triunfo obtenido en las elecciones del pasado 5 de junio.
 
Joaquín González manifestó a Peña Nieto su compromiso de trabajar de manera coordinada con el Gobierno de la República para atender las necesidades de la población, y le agradeció su disposición de acompañar los esfuerzos que realizará el Gobierno de Quintana Roo, para alcanzar un mayor desarrollo en la entidad.

El jueves se dio a conocer que González  presentó una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación para invalidar un paquete de reformas al Código Penal aprobado por el congreso local y de esta forma desmantelar la red de protección en favor del priista Roberto Borge, actual gobernador de  Quintana Roo.

Dichas reformas tienen que ver con otorgar seguridad personal por 15 años al ex gobernador y su familia, así como para altos ex funcionarios del gobierno del estado. Además, el delito de peculado ya  o será grave.