La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX) sostuvo que por ser un peligro para la población, especialmente la infantil, no es recomendable adquirir artefactos pirotécnicos, conocidos comúnmente como juegos pirotécnicos; además, si son ilegales, carecen de controles de calidad, lo que los hacen aún más riesgosos, sin importar su tamaño.

Personal de la Coordinación General de Servicios Periciales de la PGJ-CDMX expuso lo anterior en una plática organizada por la dependencia con menores de edad y sus padres titulada “El riesgo de quemar juegos pirotécnicos en celebraciones”, en las instalaciones de Kidzania, sucursal Cuicuilco.

La charla se brindó con el objetivo de crear conciencia del peligro y las consecuencias de la adquisición y uso de estos productos, tanto para su integridad física como patrimonial.

De manera sencilla y amena, el personal explicó al auditorio los diferentes riesgos a los que pueden quedar expuestos al manipular este tipo de mercancía, adquirida por la ciudadanía para conmemorar fechas o acontecimientos simbólicos, como las tradicionales fiestas patrias en el mes de septiembre.

Detalló cómo una simple chispa, emanada de las tradicionales luces de bengala, que suelen ser utilizadas por los más pequeños del hogar, puede provocar graves daños, ya que son capaces de generar flamas más potentes que las de un cortocircuito.

“Los meses del año con mayores incidencias de este tipo son septiembre y diciembre, y en cada uno se pueden llegar a trabajar entre 40 y 50 investigaciones periciales”, reveló.

Un especialista en incendios y explosivos de la Coordinación General de Servicios Periciales destacó el trabajo de la procuraduría, al dar intervención, en forma oportuna, a peritos cuando se suscita una conflagración o un estallido.

Así como abrir una carpeta de investigación en caso de que haya sospechosos o se encuentre a personas en posesión de explosivos, debido a que hay una ley que regula la elaboración, comercio, portación y uso de éstos.

“La Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos es la que permite un castigo a quienes hagan uso de este tipo de artefactos sin tener un permiso, por esta razón la venta de los mismos puede constituir un delito”, apuntó.

La Procuraduría General de Justicia capitalina tiene a disposición de la ciudadanía que haya sido víctima o desee denunciar incidentes provocados por productos pirotécnicos, el servicio de call center, en el número 5200 9000, y lada sin costo 01800 00 74 533, donde recibirá información y orientación las 24 horas, los 365 días del año.