Puede que si viaja a California, Estados Unidos, en el futuro, vea que las matrículas de los autos llevan publicidad. Es lo que se está planteando el gobierno de ese estado como forma para recaudar dinero y contribuir a solventar el millonario déficit de las arcas públicas.

La placa sería electrónica y siempre que el auto estuviera en movimiento mostraría el número de matrícula, pero parado tendría además anuncios publicitarios o mensajes de las autoridades de tráfico o la policía.

Los propietarios de los autos podrían elegir mensajes para poner en las placas. Además, podrían ganar premios de las empresas que se anuncien, que a su vez tendrían que pagar al estado.

Según explicó el corresponsal de la BBC en Los Ángeles, Peter Bowes, el número de placa aparecería siempre en algún punto de la pantalla, pero cuando el auto llevara más de cuatro segundos parado, por ejemplo en un semáforo o un atasco, aparecería el anuncio.

Ingresos "creativos"

Bowes apuntó que el proyecto de ley para la aplicación de esta nueva tecnología se encuentra aún en sus primeras fases de desarrollo.

El senado de California lo está considerando como una opción que podría contribuir a aliviar el déficit de 19 mil millones de dólares que tiene el estado.

"Estamos tratando de encontrar maneras creativas de generar ingresos adicionales", explicó el senador demócrata Curren Precio, de Los Ángeles.

"Es un matrimonio emocionante entre la tecnología y la necesidad, además de una oportunidad para mantener a California en la vanguardia", aseguró el senador.

La patente de la tecnología de estas placas inteligentes la tiene una pequeña compañía de San Francisco, que está desarrollando una primera muestra de este dispositivo.