Después del sismo de 4.0 grados en la escala de Richter que se sintió en Monterrey y su área Metropolitana, los expertos de la Tierra han previsto que otros fenómenos similares o de mayor magnitud podrían sentirse en la entidad.

El registrado este lunes a 38 km al noreste de Cadereyta Jiménez, Nuevo León, informó el Sistema Sismológico Nacional (SSN),  no ha sido el único al que se le dió lectura desde ayer a las 20:11:57 cuando se conoció el de Cadereyta. Otros 28 sismos con intensidades menores y mayores se han reportado en las últimas horas  en México.

El más significativo es el que se reportó a las 11:17:20 de este martes a 68 km al sur de Jaltipan Demórelos Veracruz, el cual alcanzó los 4.8 grados en la escala de Richter.

Los expertos señalan que por las condiciones de la tierra en estos momentos son muy factibles los movimientos telúricos, por lo que no se pueden descartar movimientos de mayor alcance.

La mayor parte de la información establece que los sismos son más frecuentes en la parte centro del país y muchos no rebasan los 4.0 grados Richter.

Nuevo León, no es una zona atípica de sismos dicen los expertos.

En una entrevista con Info7, Juan Manuel Rodríguez Martínez, doctor por el Instituto Petrolero de Moscú, quien dirigió el estudio Sismicidad del Estado de Nuevo León, afirmó que “el fracking, junto con las detonaciones en las pedreras y colapsos de cavernas por falta de agua son los causantes del aumento de los sismos en la región en los últimos años.

Pero pese al aumento de actividad sismológica en la entidad, las autoridades estatales y federales no apuntan hacia esos supuestos que narra el experto.

Según versiones no oficiales el “fracking”, esta suspendido en Nuevo León desde hace por lo menos un año. Sin embargo, la región que más ha sufrido los movimientos telúricos recientes, son los circunvecinos a la zona de la Cuenca de Burgos, la mayor Cuenca de gas en la frontera entre Nuevo León y Tamaulipas, lugar en donde se hicieron pruebas perforando con agua, arena y químicos las rocas del subsuelo para extraer gas Shale.

Las coincidencias entre los sismos y las pruebas del “fracking” que se realizaron en la entidad no dejaron para nada contentos a los vecinos de los municipios en donde se registraron las excavaciones. Hasta el momento, no hay estudios concretos que relacione a las Fracturas Hidráulicas con los sismos. 

El SSN anunció que seguirá informando segundo a segundo sobre los movimientos telúricos que rebasen los 4.0 grados en la escala de Richter y, los de menor intensidad los vigilará y publicará su actividad de manera periódica.