Los 40 oficiales del municipio de Cadereyta Jiménez, arrestados el pasado martes para investigación por presuntos nexos delictivos, fueron ya liberados y desde hoy se reintegran a sus actividades, informaron fuentes policiales.

La tarde del miércoles fueron liberados 38 y durante la madrugada los restantes dos, de los cuales 25 son policías preventivos y 15 agentes de Tránsito de ese municipio ubicado 36 kilómetros al oriente de Monterrey.

Trascendió que la detención, realizada por militares y policías federales, se dio por una orden de presentación girada por un agente del Ministerio Público tras la captura de informantes de la delincuencia realizada en días anteriores.

Oficialmente no se revelaron detalles del estatus jurídico de cada uno de los oficiales presentados, simplemente se les retornó a la Secretaría de Seguridad y Vialidad jimenense.

Desde esa comandancia, dos días atrás, fueron trasladados a los separos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) y a la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) en la entidad, ubicada en el municipio de Escobedo.