El presidente de Ecuador, Rafael Correa, aseveró hoy que asistirá a la 42 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se realizará en Bolivia, para “poner en su sitio a cierta burocracia internacional”.

El mandatario dijo que esa burocracia “se cree que está por encima de los Estados”, y añadió que esa dirigencia “no entiende” que su país y la región están cambiando.

Correa anunció en su habitual informe semanal al país que viajará mañana domingo a la ciudad boliviana de Cochabamba para intervenir el próximo lunes en la Asamblea General de la OEA, aunque no ofreció detalles del contenido de su discurso.

La 42 Asamblea General de la OEA se realizará del domingo al martes próximo y tiene como tema central a la seguridad alimentaria con soberanía.

Sin embargo, el gobierno ecuatoriano centrará su atención en la cita americana en el sistema interamericano de derechos humanos, al que objeta.

Esta semana, el gobierno del presidente Correa, en una reunión de delegados de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en Quito, oficializó una propuesta de crear una instancia regional para los derechos humanos.

En la ocasión, el vicecanciller ecuatoriano Marco Albuja dijo que la iniciativa de su país no busca sustituir el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, sino plantear la necesidad del bloque regional de contar con un organismo propio para este propósito.