La bancada del PRD en la Cámara de Diputados incluyó en su agenda para el próximo periodo de sesiones los temas del matrimonio igualitario, consumo medicinal y lúdico de la marihuana y el salario digno.

La bancada acordó impulsar un decálogo legislativo, que produzca cambios concretos en beneficio de la sociedad mexicana.

El partido indicó que esa propuesta busca cambiar el rumbo del país, toda vez que los altos niveles de inseguridad, corrupción, desempleo e inequidad social requieren ser revertidos con urgencia, con un sentido incluyente, capaz de disminuir la gran brecha social y económica que lacera a algunos sectores de la población.

La fracción perredista adelantó que pugnará por la construcción de una sociedad incluyente, que no permita privilegiar a los de siempre y someter a los grupos marginados.

Planteó que se impulsarán modificaciones sustantivas a la reforma educativa, como la erogación de las cuestiones punitivas que contiene en la actualidad, para lo cual es necesario revisar y debatir el modelo educativo, a fin de corregir los aspectos laborales y administrativos.

En la agenda legislativa se propone reformar el conjunto de políticas económicas vigentes, ya que el crecimiento es apenas superior a 2 por ciento, lo que deriva en ingresos mediocres que recrudecen la desigualdad social.

Sobre las políticas sociales, consideró que los impactos son negativos, por lo que las propuestas en la materia se revisarán en forma crítica, en la discusión del Presupuesto de Egresos para 2017.

También se planteó que se luchará por incrementar el salario mínimo, y por generar las condiciones para concretar un acuerdo nacional que permita la recuperación del ingreso de los trabajadores. Una nueva política salarial es imprescindible, a fin de establecer nuevas estructuras de igualdad y equidad en todo el país.

La falta de normatividad ha permitido otorgar ingresos desmedidos a altos funcionarios, mientras mantenemos el salario mínimo más bajo del planeta, así que en este periodo buscaremos modificar esa situación.

Además está el combate a la corrupción y la falta de transparencia en las instituciones, se planteó. El PRD apoyará las reformas necesarias lograr una real impartición de la justicia y, a su vez, defender los derechos humanos de quienes viven en México.

En la agenda se plantea demandar la discusión y dictaminación de la minuta sobre Mando mixto, que remitió el Senado, y se insistirá en garantizar una adecuada coordinación entre los distintos órdenes de gobierno.

Consideró que la actual dinámica social demanda una nueva política de drogas. La fracción perredista propuso en su agenda legislativa despenalizar la mariguana, y que lo mínimo que debe ocurrir es que su uso médico sea permitido.

La agenda incluye el tema del campo mexicano: "seguiremos pugnando para que no se reduzca el presupuesto agrario".

La bancada impulsará cambios a la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Medio Ambiente, para mejorar la evaluación del impacto ambiental de los proyectos.

Entre los asuntos está la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en materia de matrimonios igualitarios, que es el mínimo que debiera expresarse en reformas constitucionales y legales, plantea, por lo que se pugnará para que a la brevedad se haga realidad.

Finalmente, el proceso del Constituyente de la Ciudad de México va en marcha y se avanza en un proyecto para la nueva Constitución, cuya elaboración es facultad del Jefe de Gobierno de la Ciudad y se dará seguimiento a través de nuestros representantes.