Agentes federales detuvieron a Ignacio Javier López Medina y/o Manuel Lombera Arias, presunto líder de "La Familia Michoacana", informaron la Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal.

En un comunicado conjunto las dependencias señalaron que junto con este sujeto fueron capturados sus colaboradores Leonor Castañeda Farías, Silvino Téllez García y la ejecutiva de una sucursal bancaria en Lázaro Cárdenas, Michoacán, Yadira Esbeyde García Landa.

Los cuatro detenidos son probables responsables de los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada, además de ser integrantes de la organización delictiva.

Durante las investigaciones se aseguró un arma larga tipo AK-47, con la leyenda "la mafia no perdona", con un cargador metálico abastecido con 27 cartuchos útiles.

También se decomisaron un arma corta calibre 9 milímetros con un cargador metálico abastecido con 9 cartuchos útiles y un cartucho calibre 9 milímetros, así como una bolsa con cocaína, una camioneta Hummer H2, modelo 2008, equipo telefónico y documentación diversa.

Bajo la conducción de personal ministerial, se lograron identificar operaciones por un monto aproximado de 90 millones de pesos que contribuyen a acreditar las relaciones financieras y patrimoniales entre estas personas, como parte de una red internacional de lavado de dinero.

También se logró establecer que López Medina es responsable por parte de "La Familia Michoacana" de administrar recursos procedentes de cobros de extorsiones, rescates de secuestros, comercialización de droga, así como la venta de recursos minerales explotados ilegalmente en la zona serrana de la costa de Michoacán.

En el último año, se documentaron pagos a personas físicas que, en muchos de los casos, son individuos sin ninguna actividad económica declarada; según López Medina él seguía instrucciones de Servando Gómez Martínez, alias "la Tuta", para realizar esos pagos.

Bajo un esquema de operaciones encubiertas se logró detectar que mediante el uso de una identidad falsa, López Medina logró suscribir bajo el nombre de Manuel Lombera Arias, varias cuentas que fueron validadas por Yadira Esbeyde García Landa, ejecutiva de cuenta en una institución bancaria en Lázaro Cárdenas, Michoacán.

Adicionalmente, se tiene conocimiento que con la identidad falsa a nombre de Manuel Lombera Arias, éste realizó diversos viajes a Estados Unidos, ingresando de manera ilegal con la finalidad de constituir empresas, las cuales financió con recursos derivados de las ganancias obtenidas por las actividades ilícitas de la organización.

De acuerdo con las investigaciones, esta persona ya había sido detenida en Estados Unidos por el delito de tráfico de heroína, por lo cual fue encarcelada y deportada a México en 1996.