El Banco de México informó que este año aumentó el número de billetes falsos en  el país. Mientras en los primeros seis meses del año pasado se detectaron 122 mil , en el mismo periodo de 2010 la cifra ascendió a 136 mil piezas.

Y según el BM, este delito repunta en épocas de crisis. De las 136 mil piezas que se han detectado en los primeros seis meses del año, 747 corresponden a billetes de 20 pesos; cuatro mil 400 piezas de 50 pesos; 23 mil 900 de 100 pesos; 59 mil 700 de 200 pesos; 39 mil 200 de 500 pesos y siete mil 800 de mil pesos.

¿Qué tan difícil es identificar un billete falso? Los expertos hablan:

Salvador Hernández, 58 años, vendedor de dulces.
Al principio era difícil, pero después se vuelve cotidiano. Lo primero que checo es el papel, no se compara con el original. Si no se siente el relieve, se puede detectar en los colores o la franja; son dos características importantes.

Alejandra González, 58 años, dulcería.
Tengo un plumón para darme cuenta de que es falso o por las orillas en el número del billete. Esto me ha ayudado a identificar cuando me dan billetes falsos.

Sandra Álvarez, 34 años, voceadora.
Hay muchos billetes que se ven bien pero resultan ser falsos, se nota en el color porque son más oscuros. Los billetes de alta denominación, generalmente son muy distintos a los reales.

Roberto Ocampo, 34 años, vulcanizador.
No mucho, verifico la franja de seguridad y el relieve en la foto me ayudan a identificarlos. El problema es que  cuando hay mucha gente no nos da tiempo de revisarlos.

Noé Vázquez, 35 años, marisquería.
A simple vista sé que es falso. Cuando dudo, los meto en agua y si no se despintan o deshacen, puedo verificar que son reales.

Omar García, 20 años, venderdor de artículos para calzado.
Siempre los reviso, los checo con el tacto y la marca de agua. La cinta debe estar completa para saber si son falsos o no.

Ángel García, 22, taquero.
A veces es difícil porque la piratería ya es más creativa e inteligente. Los examino a contraluz y los toco para saber si son falsos o no.

Rosa, Alcántara, 49 años, paletería.
Ya no tanto porque me ha pasado. Desde la textura se siente si son falsos o no, también el color es diferente. Además se nota el nerviosismo de la gente cuando quieren pagar con un billete falso.