Rafael Moreno Valle Rosas, gobernador de Puebla, dio a conocer que su gobierno trabajará en la reubicación de dos hospitales que construyó el gobierno del ex mandatario Mario Marín en zonas de riesgo de la Sierra Norte.

En entrevista, indicó que su gobierno necesita de 140 millones de pesos para la reubicación de cada uno de los nosocomios, toda vez que tras una supervisión a cargo de personal de Protección Civil se concluyó que no se pueden prestar los servicios de salud donde originalmente fueron edificados.

Indicó que se trata de los hospitales de Ahuacatlán y Pahuatlán, en la Sierra Norte de Puebla.

Ante ello, señaló que ya solicitó al secretario de Salud federal, José Ángel Córdoba Villalobos, y al diputado federal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) por Puebla, Fernando Morales, se gestionen los recursos necesarios para no poner en riesgo a la población.

Comentó que la Cámara de Diputados aprobó 55 mil millones de pesos para la atención de desastres naturales, fondo del cual se pueden obtener los recursos para la reubicación de los hospitales.

Aseveró que a esa irregularidad se suma que la pasada administración inauguró hospitales generales en Izúcar de Matamoros, Tetela de Ocampo y Cuetzalan, sin que éstos estuvieran concluidos al cien por ciento, por lo que su compromiso es echarlos andar este mismo año.

Expuso que en algunos hospitales no tienen agua potable ni drenaje ni energía eléctrica; en otros más no se presupuestaron ni médicos ni enfermeras, mucho menos se tuvo previsto el equipo para el funcionamiento de los hospitales.

En ese sentido, dijo que trabaja con los presidentes municipales para que se encarguen de prestar los servicios básicos a los nosocomios.

Lo anterior, mientras su gobierno se encarga de obtener los recursos federales y aportaciones estatales para que los centros de salud garanticen los servicios de salud a los poblanos de las respectivas zonas.