Rusia ha confirmado a la ONU su intención de aceptar una tregua de 48 horas en Alepo, conforme lo pide la organización para poder llegar a la devastada ciudad del norte sirio con ayuda humanitaria, dijo hoy el enviado especial de las Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura.

"Rusia nos ha dicho que sí y ahora queremos que las otras partes (beligerantes) hagan lo mismo", agregó, tras asegurar que la ONU tiene todo listo para entrar de forma simultánea en el este de la ciudad, controlada por grupos rebeldes; y en el oeste, en manos de las fuerzas gubernamentales y milicias aliadas.

"Los camiones están listos para salir en el momento en que recibamos ese mensaje", dijo De Mistura.

El plan de la ONU para Alepo incluye reparar el sistema eléctrico para que empiecen a funcionar nuevamente las estaciones de bombeo de agua que sirven a 1,8 millones de personas en ambas partes de la ciudad.

Para el acceso humanitario se ha trazado una ruta desde Turquía hasta el este de Alepo, por la cual se espera que en la primera tregua de 48 horas transiten dos convoyes de ayuda, de veinte camiones cada uno y con ayuda para 80.000 personas.

La entrada se hará por la ruta de Castello, que las fuerzas gubernamentales bloquearon a principios de julio y con ello toda posibilidad de entrada de ayuda a las zonas controladas por los rebeldes.

En cambio, la asistencia para la parte occidental de Alepo saldrá desde Damasco y entrará a esa zona por el sur de la ciudad, explicó el coordinador de la operación, Jan Egeland, en una comparecencia ante la prensa.

La ONU pide desde hace semanas que se acuerde una tregua de 48 horas semanales en Alepo, donde se estima que hay cerca de dos millones de civiles.

"Tenemos todo listo. Hemos discutido sobre cómo los camiones serán sellados, vigilados y cómo estará garantizado que sólo entrarán cargamentos humanitarios en las zonas de combate, así que podemos ir a la mayor brevedad", explicó Egeland.

Para discutir de la situación en Siria y las posibilidades de reanudar negociaciones políticas de paz llegarán mañana a Ginebra el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, que se reunirán con De Mistura.

 

TE RECOMENDAMOS:

Juicio político contra Dilma Rousseff, inicia recta final

Aumenta a 247 número de muertos por sismo en Italia