Luego del enfrentamiento entre dos grupos rivales del narco en la plaza principal del municipio de Tecalitlán, Jalisco, que dejó la muerte de 11 personas y 22 heridos, durante la preparación de las fiestas por el día de la Virgen de Guadalupe, el cardenal Juan Sandoval Íñiguez dijo que lo único que hacen los criminales es "echarse la sal", publicó El Universal.

El prelado llamó a los integrantes de la delincuencia organizada a tener respeto con las cosas que son de Dios, pues el viernes pasado en plena jornada, un grupo del narco comenzó a disparar contra los asistentes, pues según se creía ahí estaba un capo antagónico. Además de los 11 cuerpos, dos más se encontraron calcinados dentro de una camioneta.

"Pues que respeten siquiera las cosas sagradas para que no se echen la sal, que no se salen. De por sí que andan cometiendo grandes crímenes y si todavía perturban las cosas de Dios, las cosas religiosas, ellos se echan la sal", explicó después de la misa de celebración.

Antes de la ceremonia religiosa, el arzobispo habló un poco del clima se inseguridad que se vive en todo el país, y dijo que la profunda corrupción en todos los niveles es una de las causas. Sentenció que la violencia se ha desatado porque no "hemos aceptado el mensaje de la Virgen en serio".