En la columna de Miguel Ángel Puértolas publicada el día de ayer en el periódico Milenio, analiza la “ligereza” con la que se ha exigido la renuncia de los gobernantes, pues subraya que “los cargos de elección popular constitucionalmente son irrenunciables”.

El periodista señala que es preferible pedir un mejor mandato “porque simple y sencillamente el grupo de poder en el gobierno se mantendría, debido a que legalmente el sucesor debería ser del mismo partido político”, por lo que no habría ningún cambio si Enrique Peña Nieto saliera de la Presidencia del país.

Puntualiza que los mexicanos necesitamos cambios de paradigmas y malas costumbres para lograr un mejor gobierno, y cuestiona; “¿si se va el presidente ¿se acabarán las “mordidas” al agente de trànsito, al inspector de obra, al notificador?, acaso se acabarán los moches a funcionarios para recibir el beneficio de tener acceso a una obra? (...) ¿saldremos con más ganas a trabajar a dar el doble esfuerzo, pagaremos todos nuestros impuestos y diremos no a la corrupción?

Puértolas apoya la libre expresión y el que la gente salga a las calles a hacerse escuchar, pero también resalta que México no va a cambiar con marchas, sino que hay que actuar, hay que trabajar y votar.

“A México lo hacemos los mexicanos y tenemos los gobernantes que nosotros mismos elegimos ¡no quieres que alguien llegue al poder? ¡vota! ¿quieres un país mejor? ¡trabaja!", concluye.