Las autoridades belgas detuvieron a cinco personas por su presunta implicación en la explosión en el Instituto Nacional de Criminología y Criminalística de Bélgica, en la madrugada de hoy.

Los detenidos, cuyas identidades no han sido dadas a conocer, habían sido vistos en las proximidades del local, en Neder-Over-Hembeek, región norte de la capital belga.

La Fiscalía de Bruselas, encargada de la investigación, afirmó que “todas las pistas están siendo contempladas”, incluyendo la de un ataque de naturaleza terrorista.

“Está claro que los sospechosos tenían interés en hacer desaparecer elementos de sus archivos”, explicó Ine Van Wymersch, sustituta del fiscal federal, en rueda de prensa.

Principal centro científico de la justicia belga, el Instituto efectúa análisis de datos que permiten la identificación y localización de criminales.

Los primeros elementos de la investigación indican que más de dos personas se introdujeron en el edificio sobre las 02:30 horas locales (00:30 GMT) e incendiaron un laboratorio, dañando profundamente la estructura del edificio.

Los investigadores siguen buscando señales de la utilización de explosivos, aunque no descartan que las explosiones reportadas por testigos podrían haber sido causadas por sustancias ya presentes en el laboratorio.

Por otra parte, la Fiscalía desmintió que un vehículo hubiera sido lanzado contra el local, como se informó en un primer momento.

“Las vallas (que protegen el Instituto) han sido cortadas, lo que indica que el vehículo (hallado calcinado delante del edificio) no ha sido empleado como ariete”, dijo Van Wymersch.

El Instituto deberá permanecer inoperante durante varias semanas.

TE RECOMENDAMOS: 

Explosión criminal en Instituto de Criminología en Bruselas

Atentado suicida en Yemen deja 60 muertos