Michel Temer asumió hoy la Presidencia de Brasil, cargo que ocupará hasta diciembre de 2018, en una ceremonia en el Senado celebrada horas después de la destitución de Dilma Rousseff.

El presidente del Senado, Renan Calheiros, fue el encargado de declarar a Temer como nuevo jefe de Estado de Brasil, en un acto efectuado en la misma sala donde menos de tres horas antes Rousseff había sido destituida por juicio político.

De esta forma finaliza un proceso político iniciado hace nueve meses, con la admisibilidad del “impeachment” (juicio político) en la cámara baja, que ha provocado una grave crisis política en un país ya azotado por la peor recesión registrada en décadas.

TE RECOMENDAMOS

Senado destituye a Rousseff; Temer es el nuevo presidente de Brasil