La elección del actual titular de la Procuraduría General de la República, Arturo Chávez Chávez, fue "inesperada e inexplicable" para el gobierno de los Estados Unidos, pues a diferencia de Eduardo Medina Mora, su predecesor, carecía de aptitud para el cargo, publicó La Jornada.

Este análisis del embajador de EU en México, Carlos Pascual, se desprende de las filtraciones de WikiLeaks, bajo la etiqueta de "confidencial", por el peso que tienen los temas de seguridad para las autoridades de la Unión Americana.

El 15 de septiembre de 2009, el diplomático escribió que Chávez Chávez era una "caballo negro" dentro de la lista que lo círculos políticos manejaban para llegar al cargo; pues su labor al frente de la Procuraduría de Chihuahua, durante los casos de feminicidio en Ciudad Juárez, no dejó contentas a las autoridades mexicanas ni a los organismos internacionales.

Sin embargo, escribió, en las filas del PAN lo tenían bajo el concepto de un "tecnócrata decente y leal". Por lo que se desprendían dos teorías respecto a la asignación de Arturo Chávez al frente de la PGR, cuando se hablaba de José Francisco Blake Mora, hoy secretario de Gobernación.

LAS TEORÍAS SOBRE ARTURO CHÁVEZ


Carlos Pascual informó que había dos hipótesis sobre por qué el presidente Felipe Calderón había candidateado a Arturo Chávez Chávez para llegar a la PGR: la primera, que se convirtió en un "sacrificado" que parecían no iba a pasar en el Senado, y la otra, que se decidió impulsar a un "soldado de a pie del PAN", leal y con experiencia.

Al final, la Cámara baja no frenó la propuesta y el ex procurador chihuahuense se hizo cargo de la PGR, a pesar de que fue muy cuestionado antes de ser aprobada su llegada al cargo. Arturo Chávez fue ratificado el 25 de septiembre de 2009 con 75 votos a favor, 27 en contra y una abstención.

En un análisis final, Pascual llegaba a la conclusión de que el nombrado titular de la PGR ayudaría a la Presidencia a fortalecerse, a pesar de que habían quienes creen que el remplazo de Medina Mora era un operador "menos capaz", que incluso sería opacado por el actual Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna.