Varias casas han quedado destruidas o con graves daños en la provincia canadiense de Manitoba tras un 'tsunami' de hielo, que ha arrasado este fin de semana la zona.


El devastador fenómeno se ha producido después de que el hielo del lago Dauphin, derretido por las altas temperaturas, fuera arrastrado por el fuerte viento hacia la tierra.

Las autoridades han declarado el estado de emergencia en la comunidad de Ochre Beach, cercana al lago, donde el hielo destruyó 12 viviendas y dañó otras 15.