Según datos de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), de las 762 averiguaciones que se han iniciado por delitos contra turistas de enero de 2008 a la fecha, 666 fueron por robos variados.

Las distintas modalidades de los asaltos son la principal amenaza que deberán enfrentar los turistas extranjeros que visitan la capital del país durante las vacaciones, sobre todo en el transporte público, en sus hoteles y en sus visitas a corredores comerciales.

La mayoría de estos delitos se cometió en hoteles y hostales frecuentados por turistas en el centro y el poniente de la ciudad, entre ellos Fiesta Inn Centro Histórico, Suites San Marino, Hotel San Francisco, Hotel Laredo, Hotel Virreyes, Hotel Catedral, Pensión Amigo y Camino Real, entre otros.

Del informe también se desprende que la segunda modalidad de robo cometida con más frecuencia contra los turistas fueron los asaltos en estaciones del Sistema de Transporte Colectivo Metro, con un total de 178 averiguaciones en los últimos dos años.

Las estaciones del Metro donde se cometen con mayor frecuencia los atracos son Allende, Pino Suárez, Balderas, Zócalo, Chapultepec, Cuauhtémoc, Tacuba y San Pedro de los Pinos. El tercer robo más común contra viajeros fue el cometido en la vía pública, con un total de 149 querellas presentadas de enero de 2008 hasta la fecha.

La mayoría de estos pillajes fueron cometidos con algún grado de violencia en calles aledañas al Centro Histórico, como Mesones, Catedral, Pino Suárez, del Carmen, Lázaro Cárdenas y Garibaldi, así como en múltiples arterias de las colonias Roma y Polanco.

Resulta también frecuente el robo a turistas en sus traslados en taxi, pues desde 2008 se han iniciado 39 averiguaciones por esta modalidad, tratándose casi en su totalidad de vehículos de alquiler particulares y no los que pertenecen a sitios establecidos.

Los datos señalan que otras modalidades de robo menos frecuentes en donde se han visto afectados los turistas son los atracos en casa-habitación, en negocio, en vehículo, en autobuses, en Metrobús, en un banco y en las inmediaciones del aeropuerto.

Respecto de las 96 averiguaciones previas iniciadas desde 2008 por delitos a turistas distintos al robo están actos ilícitos como el fraude, con 20 casos; lesiones, con siete sucesos, y daño a propiedad ajena, con seis denuncias, entre otros.

La procuraduría capitalina destaca que en el referido lapso no se han perpetrado delitos graves contra los viajeros que visitan la capital, como homicidios dolosos, secuestros o violaciones.

La delegación con mayor número de incidencias es la Cuauhtémoc, donde se encuentran la mayor cantidad de hoteles, comercios y corredores turísticos de esta ciudad capital.


El segundo sitio lo ocupa la delegación Venustiano Carranza, donde se ubica el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, seguido de la Miguel Hidalgo, que alberga a la colonia Polanco.

Otras delegaciones que registran denuncias relativamente frecuentes por turistas son la Gustavo A. Madero, Coyoacán y Benito Juárez.

En este contexto, el titular de la Fiscalía Desconcentrada en Investigación de Agencias Especializadas de la PGJDF, Luis Pérez Eguiarte, consideró que la ciudad de México, como cualquier gran urbe del mundo, presenta riesgos para las personas que la visitan.

No obstante, consideró que los datos evidencian que en términos generales se trata de una capital segura, sobre todo si se comparan con los cientos de miles de turistas que llegan todos los años.

Pese a ello, advirtió que una de las prioridades del gobierno capitalino es dar una atención de calidad, pronta y expedita a los extranjeros que lleguen a ser víctimas de un delito,  con tres agencias ministeriales especializadas para la atención de turistas.

El funcionario capitalino comentó que se trata de oficinas atendidas por personal bilingüe en inglés, francés, alemán, portugués e italiano donde en un lapso de 15 minutos, aproximadamente, se inicia una averiguación previa por el delito del que se trate.