El Ministerio de Justicia de Turquía solicitó hoy formalmente a Estados Unidos la detención del clérigo opositor Fethullah Gülen, al que acusa de haber liderado el fallido golpe de Estado del 15 de julio.

“Se demanda la detención de esta persona por ser quien dio la orden del sangriento intento golpe de Estado del 15 de julio de 2016, además de la de otros muchos crímenes cometidos en nuestro país”, según el escrito enviado al Departamento de Justicia de Estados Unidos.

La misiva recuerda que Gülen afrontó 15 años de cárcel por fundar una organización armada, así como cadena perpetua por otros cargos, recordando las decisiones que motivaron su huida de Turquía, hace 17 años, hacia Pensilvania (Estados Unidos), según el diario Hürriyet.

Esta es la primera vez que las autoridades turcas demandan de manera oficial el arresto provisional del predicador islamista, residente en Estados Unidos desde 1999, aunque el mes pasado ya solicitaron la extradición, pero no por cargos relacionados con la fallida asonada.

Turquía ha solicitado en repetidas ocasiones a Estados Unidos que extradite a Gülen, mientras que funcionarios estadunidenses han insistido en que sólo pueden dar ese paso si Ankara entrega pruebas que demuestren la participación del clérigo en la intentona golpista.

CONTENIDO RELACIONADO:

Lo que debes saber del intento de golpe de Estado en Turquía

Altos mandos militares entre los detenidos en Turquía

En la pasada cumbre del G-20 en China, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prometió a su colega turco, Recep Tayyip Erdogan, que su país cooperará en llevar a los responsables del fallido golpe de Estado ante la Justicia.

Además de orquestar la asonada militar, Turquía acusa al predicador de infiltrar a miembros de su cofradía en el aparato del Estado, por lo que desde entonces ha depurado a miles de funcionarios del Ejército, Judicatura, administración y la enseñanza.

A juicio del presidente turco, Gülen “sigue liderando la organización terrorista desde su lugar de residencia” en Estados Unidos, por lo que “la única forma de parar eso es la detención”.

“De acuerdo con el tratado de extradición de 1981 con Estados Unidos, esperamos que Gülen sea detenido, pero todavía deambula libremente”, dijo el pasado 24 de agosto Erdogan durante una rueda de prensa conjunta con el vicepresidente estadunidense, Joe Biden, de visita en Ankara.

EN VIDEO:

Siguen las manifestaciones multitudinarias de apoyo a Erdogán en Turquía