La discapacidad ya es una historia de éxito en México, a través de un sistema de enseñanza denominado Up Down, el cual inserta a este sector de la población al ámbito laboral.

A nivel mundial existen 386 millones de hombres y mujeres en edad de trabajar, que enfrentan algún tipo de capacidad diferente; de los cuales 80% están desempleados, según cifras de la Or­ganización Internacional del Trabajo (OIT).

En México, el Instituto Na­cional de Estadística y Geo­grafía (INEGI) tiene registradas a un millón 975 mil personas con al­gu­na discapacidad.

Sin embargo, ni las empresas, ni la sociedad están preparadas para ofrecer las opor­­tunidades de empleo que demandan.

Método innovador
Frente a esta realidad, la em­presa Innova Multipli­ca­re, fundada por jóvenes me­xicanos, creó el modelo de inclusión laboral Up Down, el cual capacita a las personas con habilidades diferentes, para desempeñarse en profesiones como meseros y actores.

El método consiste en ofrecer el apoyo psicológico, de adiestramiento e impulso de capacidades a través de talleres de orientación laboral, cursos de gastronomía, capacitación en hotelería, clases de teatro y materias de inclusión laboral.

Los cuales se imparten durante un año y nueve meses, por especialistas en cada ramo, quienes se encargan de dar seguimiento al desempeño laboral de los egresados.
Experiencias

El modelo Up Down inició en 2007 con la formación de meseros en Argentina, y a la fecha se han graduado dos generaciones de 10 alumnos, cada una.

De la primera generación, tres personas tienen un trabajo formal y seis más realizaron prácticas profesionales satisfactorias en bares, restaurantes y hoteles de la ciudad de Rosario.

En 2008 se introdujo un taller de teatro para la formación de actores y actrices en el país sudamericano, proyecto que fue traído a México, en el estado de Chiapas, con el objetivo de desarrollar la enseñanza y preparación de este segmen­to de la población, el cual puede autoemplearse o in­sertarse en el mercado laboral.