Por Mario Mendoza

En México 67% de la población realiza sus compras en efectivo; 15%, con tarjeta de débito; y 14%, con un plástico de crédito. Sin embar­go, pocos conocen los pros y contras de usar un determinado medio de pago.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) explicó que los mexicanos prefieren usar dinero, porque les gusta tener billetes y monedas en sus manos; lo consideran práctico, de bajo riesgo de fraude al hacer una compra y de mayor control de gastos.

Aunque en muchas ocasiones los trabajadores pierden hasta 10% de su salario, por las comisiones que el banco cobra al retirar pequeñas y muy frecuentes cantidades de dinero a través del cajero automático.

Sobre la penetración de las tarjetas, el Banco de México (Banxico), informó que existen 58 millones de plásticos de débito y 25 millones de crédito, mientras que la Población Económicamente Activa (PEA) alcanza 45.7 millones de personas.

Esto significa que hay 1.6 carnets bancarios por cada trabajador activo del país, lo que habla del potencial de este medio de pago, cuyo objetivo es sustituir el uso de efectivo; facilitar y hacer más seguras y menos costosas las operaciones de consumo de la población.

A pesar de ello, sólo tres de cada 10 transacciones comerciales se llevan a cabo con alguna tarjeta, debido a la falta de cultura financiera, un gran nivel de desconfianza, altas tasas de intereses y comisiones aplicadas por las instituciones bancarias.

Pros

Efectivo
• Es práctico y aceptado en cualquier lugar.

• No hay cargos o comisiones por usarlo.

Débito
• Pagas el monto exacto.

• No genera comisiones al usar la tarjeta como medio de pago.

• Limita los gastos al monto de tus ingresos.

Crédito
•Permite compras en mensualidades y a través de puntos o recompensas.

• Aceptada en otros países.

• Ayuda a enfrentar gastos inesperados.


Contras

Efectivo
•Es inseguro llevar grandes cantidades.

• Resulta imposible reponer­lo por robo o extravío.

Débito
• El plástico puede ser clonado.

• No es aceptado en pequeños comercios.

• Al retirar dinero en un cajero, genera comisiones.

Crédito
• Facilidad para endeudarte si no llevas el presupues­to o haces compras emotivas.

• Altas tasas de intereses.

• Pago de anualidad y ries­go de duplicidad.