Alrededor de nueve horas duraron las balaceras y enfrentamientos en Matamoros, Tamaulipas, el pasado viernes 5 de octubre; que derivaron en la muerte de Ezequiel Cárdenas Guillén, alias Tony Tormenta, en un operativo conjunto de la Marina y el Ejército.

El capo, cabeza del cártel del Golfo y hermano del ex líder Osiel Cárdenas Guillén, fue abatido luego de seis meses de investigación, luego de que el pasado 17 de septiembre se escabullera. Por el extinto líder, Estados Unidos ofrecía una recompensa de cinco millones de dólares, México, 30 millones de pesos.

Vialidades centrales fueron obstruidas por camiones, mientras que tráileres bloquearon las carreteras a Reynosa y Ciudad Victoria.

El reporte de la Marina indica el narco fue ubicado y cercado por 150 elementos a las 15:30 horas, quienes fueron recibidos con disparos de arma de grueso calibre y granadas, lo que prolongó el enfrentamiento por más de dos horas.

La búsqueda de complices provocó el cierre temporal de los tres cruces fronterizos con la ciudad de Brownsville, Texas, poco antes de las 19 horas. El saldo oficial fue de diez muertos: Tony Tormenta, cuatro sicarios, tres elementos de infantería, un militar y un periodista.

Esto videos son algunos de los testimonios subidos a YouTube por los habitantes de Matamoros, en los que se puede observar el paso de las fuerzas castrenses que se desplegaron como parte del operativo y se escucha el sonido de los disparos y granadazos.