La inseguridad y violencia en México obligó al Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia (PNPSVD) a aumentar en un 43 por ciento el número de “demarcaciones de atención prioritaria”, destaca el 4to. Informe del presidente Enrique Peña Nieto.

 
“De los resultados obtenidos (por el PNPSVD) entre febrero de 2013 y agosto dem2016, destacan los siguientes: Se incrementó el número de demarcaciones de atención prioritaria de 57 en 2013 a 82 en 2016”, reconoce el documento.
 
El aumento de 57 a 82 demarcaciones de atención prioritaria de las 32 entidades federativas equivale a un incremento del 43 por ciento más municipios y zonas metropolitanas.
 
El informe no expone si el aumento de las “demarcaciones de atención prioritaria” se dio en el cuarto año de la administración del presidente Enrique Peña Nieto.
 
De febrero de 2013 a julio de 2016 se destinaron 9 mil millones de pesos a 103 municipios incluidos en este programa de prevención, es decir, 214 millones de pesos mensuales, que equivale a gastar 7.1 millones de pesos diarios, 297 mil pesos cada hora.
 
El Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia tiene como objetivo llevar a cabo acciones para mejorar las condiciones de seguridad y justicia en municipios azotados por la violencia y la inseguridad.
 
Entre las acciones se destaca “tres torneos deportivos entre la policía y la comunidad”, “2 mil metros (2 kilómetros) de ciclovías”, reparación e instalación de más de 500 luminarias.
 
Los recursos del PNPSVD son adicionales y complementarios a los proporcionados por otros programas federales, locales y municipales destinados a fortalecer el desempeño de funciones en materia de prevención social de la violencia y la delincuencia.
 
Dentro del PNPSVD se encuentra municipios como Chilapa, Iguala, Cocula, Tijuana, Ecatepec, Toluca, Metepec, Valle de Chalco, Reynosa, Nuevo Laredo, Tepic, Cuernavaca, Cuautla, Apatzingán, Manzanillo, Tecomán, Guadalajara, Ciudad Juárez, León, Celaya, entre otros.