En el mundo del deporte el dinero queda de lado para los que ganan millones disfrutando de un “trabajo” que a grandes luces es una completa diversión, por ello compartir la mucha o poca fortuna con los más necesitados es lo que realmente cuenta, y ese es el caso del mediocampìsta Alexander Mejía, quien los va a dejar con la boca abierta cuando conozcan la increíble historia de su amigo, Jorge Iván Álvarez “Vitri”.

TE RECOMENDAMOS: VIDEO: Revela Sambueza que desea jugar con el Tricolor 

“Vitri” es un amigo de Mejía desde que ambos se encontraron en el Atlético Nacional de Medellín, Colombia, y desde ese momento son grandes amigos, tanto así que el futbolista se ha encargado de invitarlo a México y de buscar la manera de recompensar ese cariño que se ha forjado a lo largo de muchos años.

Por tal motivo, actualmente Álvarez se encuentra en México porque Mejía lo trajo para que viva con su familia, que conozca la ciudad y esté con él, pues es bien sabido en Colombia que “Vitri” adoptó una especial relación con la esposa y la hijas del volante, quien también lo llevó a Ecuador para que disfrutara del título de la Copa Libertadores que ganaron hace algunos meses .

“Ha caído muy bien y le di la oportunidad de venir a México porque se lo merece, no tienen a nadie, a parte de su hermana y su tía, no tiene a nadie más, es una persona sola, tampoco tiene hijos. Desde que llegué ha sido especial, yo siempre le he dicho que en donde yo esté ´Vitri´ va a ser como un tercer hijo, un padre, un hermano o un tío; siempre está ahí dándome buena vibra”, comento Mejía en una entrevista para ESPN. 

A pesar de que algunas veces ha sido utilero el Atlético Nacional por su cercanía con el club, para la Final de la Libertadores no lo dejaron viajar junto a los integrantes del equipo que fueron a Ecuador, por lo que Alex Mejía pagó su traslado con tal de que no se perdiera lo que a la postré sería el segundo título continental del conjunto cafetalero. 

“Es muy respetuoso y se ha ganado oportunidades, lo llevé a la final de la Copa Libertadores en Ecuador, esa vez Atlético Nacional no pudo o no quiso llevarlo en un chárter, pero saqué de mi dinero y ya en Ecuador le vi la felicidad como de un niño cuando le dan un dulce o un regalo”, explicó el mediocampista de La Fiera.

“La plata (dinero) es un segundo plano, es darle la felicidad a un hombre que se la merece, que se lo ha ganado, a mí me genera emoción y felicidad cada vez que lo veo porque se le ven las ganas; yo lo hago no para que vean que uno ayuda, lo hago de corazón”, explicó.

Por su parte, “Vitri” agradeció a su amigo por las oportunidades que ha recibido de vivir cerca de su mayor pasión que es el futbol y con un amigo de tal envergadura como Mejía: “Cuando él me dijo que no se iba a quedar en Nacional también me dijo: “pero ‘Vitri’, yo te voy a llevar para México, para que conozcas y ahí se queda un tiempo. También me dijo que en México iba a tener también camiseta verde y el verde es el que más quiero. Estoy disfrutando y estoy feliz”. 

TAMBIÉN PUEDES VER

Jürgen Damm fue hospitalizado

Roban nómina de los 'Tiburones Rojos' de Veracruz