El elemento surgido de las fuerzas básicas aceptó que "duele perder y más porque hicimos un buen partido, pero sólo nos queda trabajar de la mejor manera, durante la semana".

"Sí cambia, el estado de ánimo baja, pero hay que trabajar día a día, para que no vuelva a suceder la próxima semana", indicó.

Manifestó que el resultado que sufrieron fue producto de los errores que cometieron y que fueron bien aprovechados por el conjunto capitalino y que no hubo factores externos que los hayan afectado.

"Hubo varias cosas en la semana, pero no afectó, ellos hicieron un buen partido y aprovecharon nuestros errores. América tuvo más tiempo la pelota, nos desesperamos por ir al frente y eso creo que fue un motivo", dijo.

Finalmente, descartó que exista relajación en el equipo por el pésimo paso de Necaxa, principal candidato a descender, ya que los tapatíos se enfocan en seguir sumando, sin fijarse en lo que hagan o dejen de hacer sus rivales.

"Nosotros hacemos nuestro torneo y que ellos (Necaxa) no ganen para nada nos relaja, estamos buscando una liguilla y debemos de seguir trabajando, para ello", sentenció.