La primera favorita tardó hora y media en superar a la rusa, 56 del mundo, que buscaba el primer éxito de su carrera en el circuito WTA. Es una final más que se le escapa a Vesnina, que antes del choque soportaba el lastre de cuatro finales perdidas.

La de Estambul y Tashkent el pasado año y las de Auckland y New Haven en el 2009, todas sin éxito.

Wozniacki superó el compromiso por la vía rápida, sin dar opción a Vesnina de meterse en el partido. La rusa fue incapaz de aprovechar las ocasiones de rotura de las que dispuso para inquietar a la número uno del mundo y eso le costó el triunfo.

Charleston es el tercer título del año para Wozniacki, que previamente ganó las competiciones de Dubai e Indian Wells.