Un gol del mexicano Javier "Chicharito" Hernández a falta de un cuarto de hora para el final del partido en el campo del West Bromwich terminó con la resistencia de su rival y proporcionó el triunfo al Manchester United, que se asegura el liderato de la Liga inglesa tras la vigésima primera jornada.

El choque, no obstante, se le puso de cara al líder, que encontró puerta a los tres minutos con un tanto del delantero Wayne Rooney, que acabó así con su sequía goleadora desde que reapareció tras su lesión.

Sin embargo, el West Bromwich, en plena carrera por no caer a la parte baja de la tabla, logró el empate con un gran gol, una volea desde fuera del área, del escocés James Morrison, antes del cuarto de hora.

El Manchester United no encontró la forma de romper la defensa del cuadro local, que buscó sus opciones a la contra y puso en jaque el dominio del cuadro de Ferguson.

Los cambios establecidos por el preparador visitante no mejoraron el aspecto ni el panorama del United. Hasta que Ferguson tiró de "Chicharito" Hernández a la hora de partido en lugar del desacertado búlgaro Dimitar Berbatov. Al cuarto de hora, el mexicano ya rentabilizó su salida al campo. Marcó el gol del triunfo.

El Manchester United sacó los tres puntos en su primer partido del año, que le asegura la permanencia en la cima de la tabla haga lo que haga el Manchester City, cargado de presión por el triunfo de su vecino.