El Barcelona ha cerrado el mercado de fichajes con un total de 22 operaciones -6 fichajes, 8 bajas, 5 cesiones y 3 renovaciones- con las que, según el director de deportes profesionales, Albert Soler, se ha confeccionado "la plantilla más ilusionante del mundo".

El propio Soler y el secretario técnico, Robert Fernández, han comparecido hoy para efectuar un balance "muy positivo" de las operaciones realizadas durante la ventana de verano, en la que, según ambos, se mantiene el modelo, a pesar de que este año el primer equipo no ha incorporado a ningún jugador del fútbol base.

El Barcelona cierra el mercado de verano con una inversión total de 122,7 millones desembolsados para incorporar a seis jugadores: el guardameta Jasper Cillessen, los defensas galos Samuel Umtiti y Luca Digne, los centrocampistas André Gomes y Denis Suárez, así como el delantero Paco Alcácer.

En el capítulo de bajas, el Barcelona ha ingresado un total de 31,6 millones, lo que significa una inversión neta de 91,1 millones para confeccionar la primera plantilla.

Esta cifra es 30 millones superior a la prevista por el club antes del inicio del mercado, algo que desde la oficinas de la entidad relacionan con la "oportunidad de mercado" que significó el fichaje de André Gomes.

"Tenemos la plantilla más ilusionante del mundo, que hará que los éxitos lleguen seguro, pero sobre todo queremos ser capaces de transmitir que se respira una ilusión importante teniendo en cuenta que venimos de ganar 8 de los últimos 10 títulos", ha explicado Soler.

En este sentido, el responsable de deportes profesionales ha enfatizado que el club ha sido capaz de incorporar seis jugadores desembolsando la misma cantidad que el Manchester United destinó para cerrar el fichaje del francés Paul Pogba.

Precisamente, sobre el centrocampista galo, con el que el Barcelona pactó la temporada pasada un acuerdo con el Juventus para tener prioridad en caso de que el equipo italiano quisiera traspasarlo, Soler ha defendido ese movimiento.

"En ese momento -se realizó en pleno proceso electoral- fue una acción que permitió tener opciones como club por si ésta era una operación que se tenía que hacer, el club la pudiera hacer", ha defendido Soler.

Otro de los nombres propios de la comparecencia ha sido Paco Alcácer, la última incorporación, con la que el club cerró la plantilla con vistas al curso 2016-17.

En este sentido, Robert Fernández ha defendido su fichaje, a pesar de que el jugador, según ha dicho, sabe que el uruguayo Luis Suárez "está a otro nivel".

"(Alcácer) es un buen jugador que nos va a ayudar bastante y que sabe que delante tiene al mejor y tiene que aprender del mejor. Le he dicho dónde viene, con quién se va a encontrar y que tiene difícil jugar", ha subrayado el secretario técnico.

En la operación de Alcácer, el Barcelona incluyó a Munir el Haddadi, que jugará un año cedido en el Valencia, club que al final de la próxima temporada puede comprar al jugador por 12 millones.

A pesar de ello, Albert Soler ha puntualizado que la idea del club es que el delantero madrileño regrese al término del presente curso.

El de Munir no ha sido el único caso de jugador formado en La Masia que este verano ha tenido que hacer las maletas y firmar una cesión con otro equipo.

Es el caso de Sergi Samper, otra perla del filial que no dará este año el paso de jugar en la primera plantilla para gozar de minutos en el Granada.

Tras cerrar la plantilla de la temporada 2016-17, la actividad en las oficinas azulgrana no cesa y el club tiene como prioridad cerrar, por este orden, las renovaciones de Ivan Rakitic, Luis Suárez y Leo Messi. 

AMBIÉN PUEDES VER

Revelan conversaciones en las que periodista deportivo acosa a mujeres

Desmienten suicidio del ex jugador del América, Salvador Cabañas

¿Se va de ESPN? Vanessa será la nueva conductora de programa de moda