El judoca mexicano Eduardo Ávila regresó feliz con la medalla de oro que ganó en el torneo de judo en categoría -81 kg de los Juegos Paralímpicos de Río 2016, a pesar de disputar la final con una lesión en la pierna izquierda.

TE RECOMENDAMOS: Ex actriz porno denuncia acoso del quarterback de la Universidad Ole Miss

“Tuve fuertes entrenamientos desde enero y en Río me lastimé contra el ucraniano, pero me sobrepuse y disputé la final para ganarla contra todos los pronósticos al coreano”, comentó Eduardo, quien arribó esta mañana al aeropuerto internacional Benito Juárez.

Ávila Sánchez fue recibido por su mamá Ana María y otros familiares y visiblemente emocionado mencionó que se sacó la espina de los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, donde se quedó con la medalla de bronce, después de conquistar el oro en Beijing 2008

“Mi objetivo en Río fue el oro y con esa mentalidad competí. No tuve descanso desde enero con fuertes entrenamientos y la motivación de mi familia y entrenadores salí adelante”, comentó.

En la final contra el coreano Jungmin Lee, comentó que su rival era amplio favorito e inclusive la premiación la realizó un funcionario de Corea, quien quedó sorprendido por la derrota de su paisano que se conformó con la plata.

“Tuve un año muy complicado, pero afortunadamente cumplí con el oro que dedico a México, mis entrenadores, mi familia y al apoyo de la Federación Mexicana de Judo”, finalizó.

TAMBIÉN PUEDES VER

IPN demandará al club de futbol  Politécnico FC 

Casillas 'trollea' a Miguel Layún en las redes sociales