El máximo torneo de clubes de Europa volvió con todo y la primera jornada de la fase grupal dejó cincuenta goles.