Aún sin dimensionar por completo lo que representa ser ganador de la medalla de plata individual en los Juegos Olímpicos, consciente de que para un cuarto ciclo deberá primero entrar al quirófano y convencido de que no abandonará a su compañero Iván 'el Pollo' García; Germán Sánchez peleará con todo para llegar a Tokio 2020 y vivir sus cuartos Juegos Olímpicos después de ganar una presea milagrosa en Río 2016.

Germán después de tantas entrevistas, reuniones, apariciones en eventos de tanto festejo, quizá también de ya tener momentos en familia y de reflexionar lo que te ocurrió en Río, ¿cómo te sientes de ser ya una leyenda del deporte mexicano con un par de medallas en dos Juegos Olímpicos distintos?

-La verdad estoy muy contento, regreso a casa, a lo mejor allá en Brasil no sentía tanto lo que significó en México, y ahora estando acá cada vez que me detengo en algún lugar, me dicen que se sienten muy orgullosos de lo que hice; que les da gusto ver que puse el nombre de México en alto, que en todo el mundo sea reconocido y eso la verdad me hace muy feliz.

Desde muy pequeño que empezaste a entrenar, a dedicarte de lleno a los clavados, con disciplina, constancia y sacrificando tantas cosas, hoy para los muchos niños que aspiran a ser como tú, ¿hay recompensa válida, te sientes satisfecho luego de  tantas horas invertidas en ese esfuerzo?

-Claro que hay una recompensa, no me refiero a lo económico, en lo personal, son vivencias que te quedan para toda la vida y ya que mencionas lo de los niños, hay muchos de ellos que entrenan conmigo que se dieron cuenta de que no fue fácil que salí escupiendo sangre de la alberca, que ellos siempre me apoyaron; y hoy a los pequeños que participan en la Olimpiada Nacional me dicen, ¡vamos tú puedes¡ o ¡quisiera ser un día como tú¡ los veo muy motivados y ya saben que para lograr grandes cosas se deben esforzar demasiado pero esto no es color de rosa. Me da gusto que en sus pensamientos ya no te hablan de que quieren ser medallistas en Olimpiada Nacional, sino lo mínimo es Juegos Olímpicos y de ahí para arriba, eso me llena de alegría, que están pensando en lo más alto.

Prácticamente al ganar la medalla de plata en Río, en Guadalajara una nota sobre tu triunfo se tituló “El Milagro del Duva”, ¿en verdad describes tu logro como un hecho milagroso?

-Para mí fue una bendición de Dios, la verdad que todo mundo sabe que estoy un poco lastimado, pero yo le decía a Dios dentro de mis oraciones ¡Dios tú te haces fuerte, tú palabra dice que te haces fuerte en mis debilidades¡ La verdad la medalla es la muestra, al prepararme para cada salto ahí encontraba esa paz, esa tranquilidad que proviene de él.

¿Qué significa hoy que tienes ya dos medallas olímpicas, encarar los que podrían ser para ti unos cuartos Juegos Olímpicos, más sabiendo que de llegar a Tokio 2020 prácticamente se te va a catalogar como candidato a medalla, tal y como le ocurrió a María del Rosario Espinoza?

-No lo sé, pasé algo similar en estos Juegos porque nos veían a Iván (García) y a mí ya con la medalla en sincronizados, pero como dice el dicho ¡del plato a la boca se cae la sopa¡ Entonces hay que ir año por año en el proceso, la primera competencia son los Juegos Centroamericanos, yo tengo que atenderme la lesión de mi hombro que es sin duda una prioridad, más si quiero llegar en buena forma, se abre en esta ocasión un panorama más tranquilo con esta medalla, la ocasión anterior me operé en diciembre y ya tenía que competir a los tres meses. Con esta medalla puedo darme el tiempo para darme una mejor rehabilitación para buscar dar lo mejor. Sí me veo en Tokio 2020; Japón es un país en el que hay mucha cultura de lucha libre, esa es una de las principales motivaciones que tengo para conocer ese país y más como competidor.

¿Seguirás como pareja de Iván García en las próximas competencias?

-Sin duda. No tengo ni que hablarlo ni nada, he estado con él (Iván) cuando no me ven aquí estoy con él en México, tenemos tanto talento en este equipo que nos queremos consolidar como los mejores del mundo en sincronizados, tenemos que aprovechar para consolidar en esta prueba

Medallistas de Jalisco

En las 31 ediciones de la historia de Juegos Olímpicos solo han habido cuatro medallistas jaliscienses, todos ellos clavadistas y con presea de plata: Álvaro Gaxiola (México 1968), Alejandra Orozco e Iván García (Londres 2012), así como Germán Sánchez (Londres 2012 y Río 2016).

Pulido espera que Chivas lo lleve de vuelta al Tricolor

Serena Williams es la más ganadora en torneos de Grand Slam

Osorio admite que la gente perdió la confianza en el Tri