El largo camino que recorrerán 204 equipos para clasificar al Mundial de Brasil 2014 comienza este miércoles con el primero de 832 partidos de eliminatorias, cuando Montserrat reciba a Belice en terreno neutral en Trinidad.

La isla caribeña está en el centro del escándalo de corrupción que sacude a la FIFA, ya que es la tierra natal del suspendido presidente de la CONCACAF Jack Warner. Montserrat jugará allí de local porque su estadio no cumple con los estándares internacionales. Warner tiene prohibido asistir al partido de ida de la primera ronda preliminar, que se juega en Couva.

El partido es parte de las series preliminares que se juegan en CONCACAF y en Asia. Montserrat está en el puesto 202 del ranking de 208 miembros de la FIFA y Belice en el 172. Cuatro federaciones prefirieron no participar de las eliminatorias: Bután, Brunei y Guam en Asia y Mauritania en Africa.

Mientras se espera que Warner y bin Hammam comparezcan ante el comité de ética de la FIFA en Zurich, el escándalo genera una incómoda distracción al sorteo del 30 de julio en Río de Janeiro, en que se determinarán los grupos para las eliminatorias de todas las confederaciones.

A FINALES DE JUNIO ARRANCAN EN ASIA

Las eliminatorias en Asia inician el 29 de junio con ocho cruces de primera ronda. Luego habrá una segunda ronda preliminar para determinar los 20 equipos que participarán del sorteo.

Mientras, los 53 equipos europeos recién comenzarán a disputar sus grupos en septiembre de 2012.

En Sudamérica, nueve equipos se cruzarán todos contra todos desde octubre para ver quiénes acompañan al ya clasificado anfitrión Brasil. En Norte y Centroamérica y el Caribe, la clasificación arranca en junio de 2012.

Africa inicia una etapa preliminar en noviembre y, el año próximo, cuarenta equipos seguirán en la fase de grupos. Oceanía comienza en agosto.

MONSERRAT YA SE PREPARA A CONCIENCIA

Montserrat es una de las federaciones investigadas en el escándalo de compra de votos, pero el entrenador Kenny Dyer dijo que sus jugadores -entre quienes hay futbolistas profesionales, contadores, policías y empleados de hamburgueserías- están concentrados en el partido.

"No hay distracciones", dijo. "Hay sólo una cosa en sus mentes y es entrenar y lograr el resultado correcto".

En tres eliminatorias, Montserrat nunca ganó un partido ni jugó de local en su propio territorio. Pero si elimina a Belice podría jugar la siguiente ronda en su estadio Blakes Estate en septiembre.