La vieja marca de 2:03:59 fue establecida por Haile Gebreselassie en Berlín 2008.

A raíz de las diferencias en los recorridos y las condiciones de viento, no existe un registro oficial para el maratón.

La marca de Mutai pulverizó la plusmarca previa en Boston. Eclipsó en tres minutos el récord que su compatriota Robert Kiprono Cheruiyot fijó el año pasado.

Kenia también cantó victoria en la carrera femenina: Caroline Kilel se consagró con un tiempo de 2:22:36.