Bernie Ecclestone afirmó que "necesitamos una carrera en Bahrein" y señaló que cree que la carrera puede realizarse en agosto, a pesar del intenso calor del verano en ese país del Medio Oriente.

Los equipos también tendrían que aceptar interrumpir su receso de tras semanas.

La carrera estaba pautada para el 13 de marzo, pero fue cancelada por el príncipe Salman bin Hamad Al Khalifa debido a las protestas antigubernamentales en el país.

"Si el príncipe cree que su país puede organizar la carrera, volveremos a Bahrein", señaló Ecclestone el martes en el portal oficial de la F1. "Creo que los equipos son lo suficientemente comprensivos incluso como para competir en el receso de verano, a pesar de las altas temperaturas, porque esta es nuestra manera de respaldar al país".

El Consejo Mundial de Automovilismo podría decidir una nueva fecha el próximo martes, antes de la primera carrera de la temporada el 27 de marzo en Melbourne.

"La FIA tiene que cambiar el calendario y Bahrein tiene que solicitar una nueva fecha", indicó Ecclestone. "Ya hablé con el presidente de la FIA, Jean Todt, sobre la posibilidad de hallar una nueva fecha y ambos estamos de acuerdo que la decisión se tiene que tomar antes del inicio de la temporada".