Portugal, doblegada por Suiza (2-0) y en el fondo de la tabla de su grupo, y Francia, sin gol y contenida por el portero de Bielorrusia Andrei Gorbunov (0-0), entraron en juego sin victoria en la fase de clasificación para el Mundial de Rusia 2018, en la que Bélgica se estrenó con un triunfo eficaz e incontestable.

Dos sorpresas y una victoria previsible a la que se sumó el empate de Holanda en Suecia (1-1), gracias a un gol de Wesley Sneijder, o el punto conseguido por las Islas Feroe ante Hungría, en un día en el que Albania aprovechó los trece minutos pendientes desde el lunes ante Macedonia para vencer finalmente por 2-1.

Portugal, la actual campeona de Europa, regresó a la competición con toda la preocupación que supone una derrota en una fase que sólo da una plaza directa para el Mundial en cada grupo, al primero de la clasificación, y otra en la repesca, al segundo. Y además contra uno de sus principales adversarios en ese objetivo: la selección suiza.

Sin Cristiano Ronaldo, aún en proceso de recuperación de la lesión de rodilla sufrida en la final de la Eurocopa 2016, el equipo luso sufrió dos golpes en el primer tiempo, el 1-0 de Breem Embolo y el 2-0 de Admir Mehmedi, entre los minutos 24 y 30, y acabó derrotado y en el último puesto de su sexteto en la primera jornada.

Por encima, está Suiza, al frente de la tabla por mejor diferencia de goles, pero también Letonia, Andorra, Islas Feroe y Hungría. Letonia venció a Andorra por la mínima (0-1), con un gol de Valerijs Sabala en el inicio del segundo tiempo, mientras que Hungría fue incapaz de derrotar a las Islas Feroe (0-0).

Tampoco ganó Francia en el grupo A. Lo mereció sin matices, porque controló todo el encuentro, porque demostró ambición, porque jugó siempre para ganar y porque un rato de la segunda parte fue imparable para Bielorrusia. No tuvo gol la selección gala, fue la noche del portero Andrei Gorbunov y por eso empató en Borisov (0-0).

Nada alarmante aún en su grupo, porque tampoco vencieron Suecia ni Holanda, equilibrados en su choque en Solna. Marcus Berg dio ventaja al equipo nórdico, en su primer encuentro oficial en mucho tiempo sin Zlatan Ibrahimovic, retirado de su conjunto nacional tras la Eurocopa 2016; Wesley Sneijder empató para la 'oranje' (1-1).

Por delante de ellos está Bulgaria, que sufrió y venció a la débil Luxemburgo en el minuto 92 (4-3), con el salvador gol de Alexandar Tonev, el epílogo de un partido de múltiples alternativas. Del 1-0 al 1-2 en dos minutos, entre el 60 y el 62; del 1-2 al 3-2 después; y del 3-3, en el 91, al definitivo 4-3, en el 92.

Entre los favoritos, mientras, no falla Bélgica en el grupo H. El bloque dirigido por el español Roberto Martínez superó con holgura a Chipre. Fue más eficaz que brillante y los tres puntos fueron suyos con dos goles de Romelu Lukaku y uno del extremo del Atlético de Madrid Yannick Carrasco, que cerró el triunfo con el 0-3 final.

No es líder de su sexteto porque tanto Bosnia, con un 5-0 sobre Estonia, con dos tantos de Emir Spahic y uno de Edin Dzeko, Haris Medunjanin y Vedad Ibisevic, como Grecia, con un 1-4 a Gibraltar, resolvieron sus enfrentamientos iniciales con goleada.

Además, Albania, en el partido pendiente del grupo G -el sexteto en el que también está España-, sólo necesitó trece minutos para firmar su victoria contra Macedonia, en la reanudación del encuentro tras su suspensión del lunes por la lluvia. Retomado en el minuto 77, con 1-1, Bekim Balaj selló hoy la victoria albanesa en el 89.