A pesar de que el adagio versa de que no hay quinto malo, para los Leones Negros esta sentencia no se pudo cumplir y en su última salida en el Ascenso MX, la de este fin de semana en la que disputó su quinto juego fuera del estadio Jalisco, la fortuna ya no le sonrió a el equipo de Joel Sánchez y sufrió su primera derrota fuera de casa 2-1 ante el Atlante.

Desde la próxima fecha los Melenudos tendrán que romper su inercia negativa en casa, donde no registran triunfo alguno en la Liga de Ascenso, y buscar vencer a los Venados de Mérida para entonces sumar apenas su tercera victoria de la campaña y de paso descargar algo de presión a la gestión de su timonel.

Durante la semana, los Leones Negros jugarán par de compromisos importantes en casa, el miércoles se jugarán el pase a los octavos de final en la Copa MX, ante los Coras de Tepic, equipo que dirige Ramón Morales y que los derrotaron en su debut en casa en la liga en la fecha 2 del Ascenso MX, para luego de ese partido recibir a los Venados de Mérida, cuadro que tiene en el banquillo a José Luis Sánchez Solá, timonel que ya ganó con este equipo del sureste mexicano.