La rusa Maria Sharapova, séptima favorita, se hizo hoy con su primer título en el Internacional de Tenis femenino de Roma al imponerse fácilmente por 6-2 y 6-4 a la australiana Samantha Stosur en la final del torneo italiano.

Una victoria con la que Sharapova subirá un puesto en el ránking WTA, del número 8 que tiene actualmente hasta el número 7, ocupando el lugar que hasta ahora ostentaba Stosur, quien pasará a ser octava.

Sharapova sucede en el palmarés del torneo romano a la española María José Martínez, que el año pasado se proclamó campeona contra pronóstico ante la serbia Jelena Jankovic en el Foro Itálico.

SHARAPOVA ROMPE EL MALEFICIO

La rusa, que no ganaba un título desde mayo de 2010, cuando se coronó en Estrasburgo, certifica así su buen estado de forma una semana antes de que de inicio Roland Garros, el único de los cuatro Grand Slam que le queda por ganar.

Sharapova y Stosur se habían enfrentado con anterioridad en siete ocasiones -ninguna de ellas en tierra- y las estadísticas hablaban claramente a favor de la rusa, que había ganado en todas ellas.

Sin embargo, Stosur afrontaba esta cita sin haber cedido ningún set durante el torneo de la capital italiana y después de haberse metido por primera vez en una final desde la edición de Roland Garros de 2010.

LA RUSA NECESITÓ DE UNA HORA Y 23 MINUTOS

Las condiciones meteorológicas obligaron a retrasar tres horas el comienzo del partido pero, una vez iniciado, el encuentro fue un recital de la rusa, que tan sólo cedió seis juegos para liquidar el partido en una hora y 23 minutos.

Sharapova salió muy agresiva y, cimentando su juego en golpes profundos a los que no conseguía responder su rival, se adjudicó cuatro juegos seguidos ante una Stosur que no acababa de entrar en el partido.

El bloqueo que parecía sufrir la australiana y sus numerosos errores no forzados -cometió 25 en todo el partido-, pusieron en bandeja el camino para la rusa, que cerró el set con su servicio por un cómodo 6-2 en la primera bola que tuvo, ayudada por un nuevo fallo de su rival.

El segundo set fue una copia del primero y, ya en el primer juego, la tenista rusa aprovechó para romper el servicio de su rival.

Stosur respondió devolviendo esa rotura y el marcador se igualó, pero el partido continuó estando dominado por la jugadora rusa, que sumó un nuevo 'break' cuando estaban 2-2 con el que encarriló el set y el encuentro. Sharapova cerró el partido al saque con la primera bola que tuvo.