La policía italiana detuvo a una mujer que intentaba suicidarse luego de que uno de sus contactos de Facebook los alertara, según elmundo.es.

La mujer, quien vive en Roma, publicó en su estado de la red social su intención de acabar con su vida.

Tras la alerta, las autoridades realizaron una investigación para identificarla y encontraron su dirección y teléfono.

Una especialista la contacto para ayudarla. La italiana, de 40 años, había vuelto a vivir con sus padres por problemas económicos y se encontraba deprimida por la falta de independencia.

La especialista la tranquilizó y mantuvo la conversación hasta que llegó la patrulla y una ambulancia.