Este video que ha sido difundido a través de YouTube ha conmovido gente a lo largo de todo el mundo.

Con el propósito de hacerle entender "cómo se vería la mamá" después de la quimioterapia, Sara Duncan permitió que su pequeña hija Lola Etchells, se seis años, le cortara el cabello.

"Tu pelo es tu identidad. Que Lola corte mi cabello fue muy catártico. Las dos estábamos riendo. Lo hicimos de una forma alegre, risueña y positiva", afirmó la madre.

La grabación fue filmada por el papá de Lola, Etchells Craig y en un principio pretendía ser un recuerdo familiar.

Sin embargo, la familia de la pareja y los amigos sintieron que las imágenes eran tan conmovedoras que preguntaron a Sara si estaba de acuerdo en publicarlo en YouTube, a lo cual accedió.

Sin duda, un ejemplo de entereza que muestra la otra cara de una terrible enfermedad.