Por: Liliana Rojero Luévano /  @Lily_Rojero

Mi abuela Aurelia era obrera en una fábrica. Todos los días llevaba a mi mama a la escuela y volvía por la tarde a hacer comida, a hacer tareas y a recoger la casa. Ella se hacia cargo de su hija, su mama y un hermano enfermo.

Cuando mi mama se casa, mi abuela se mudo con nosotros y ya jubilada se hacia cargo de sus nietos. Ella me enseño a cocinar, a limpiar la casa, a barrer y planchar, labores tradicionales que les encomiendan generalmente a las mujeres.


Recuerdo mi primer baile de la secundaria, la novatada le solían decir. Mi familia no tenia recursos para comprarme ropa de fiesta y mi abuela, después de convencer a mi mama de permitirme ir a mi primer baile escolar, me llevo a comprar un pantalón y una blusa que pago con dinero de su pensión para que yo pudiera ir al festejo. Fui muy feliz ese día.

Como mi abuela hay muchas mujeres en nuestras familias que se responsabilizan del cuidado y manutención de sus hijos. Son heroínas anónimas sin las cuales no podríamos vivir. Siempre están ahí presentes, trabajan sin cesar fuera y dentro del hogar y no se quejan. Son mujeres que llevan doble carga de trabajo, que sacrifican dedicarse tiempo y dinero para darle mejor vida a su familia. Son mujeres apoyando a mujeres. Es falso el mito que entre mujeres nos despedazamos. Siempre detrás de una gran mujer ahí una gran mujer apoyándola para que pueda crecer. Para que yo pudiera tener estudios universitarios, mi mama tuvo que trabajar y mi abuela tuvo que quedarse a las labores cotidianas del hogar y al cuidado de los menores y los enfermos. Como ellas hay muchas mas mujeres haciendo lo mismo.

El INEGI dice que 6,916,674 hogares son jefaturados por mujeres que significa el 24% de los hogares del país. Hoy, Día Internacional de la Mujer, hagamos un reconocimiento a todas las mujeres que somos y que tenemos tan cerca, que de forma silenciosa sacan adelante este gran engranaje que son nuestras familias, , nuestros trabajos, nuestra sociedad.  

Hoy no solo hablemos de aquellas   mujeres que han alcanzado el éxito y que son un ejemplo a seguir. De tantas mujeres que hoy lideran a   los gobiernos y las empresas. Citemos a las heroínas silenciosas, que para ellas, hoy se conmemora esta celebración. Empecemos a admirar a tantas mujeres que de forma tan perseverante facilitan la marcha de este país. Tú mama, tu maestra, la señora que vende tacos en la esquina. Hagamos hoy de este día, su día. Feliz Día Internacional de la Mujer.